Con la llegada del buen tiempo, queremos presumir más de uñas y que éstas se vean perfectas. Pero, entre las uñas de gel, las acrílicas y las de porcelana, ¿cuál es la mejor opción? Hoy en nuestro post te contamos cómo es cada una de ellas para ayudarte a escoger la que se adecua más a ti. Y, si quieres ir más allá y dominar esta técnica de belleza, echa un vistazo al Postgrado Experto en Manicura y Pedicura, así podrás dedicarte profesionalmente al ámbito estético.

Pros y contras de las uñas de gel, acrílicas y de porcelana

Para empezar debes saber que, la principal diferencia entre las tres, es el material que se utiliza.

  • Uñas acrílicas. Para este tipo de manicura se emplea un líquido especial y un polímero en polvo. Una vez la uña se seca, se forma una capa plastificada. Su principal ventaja es que puede durar hasta seis meses y son bastante resistentes. Eso sí, es necesario rellenarlas cada dos semanas, aproximadamente. Y, por otra parte, hay que tener cuidado con el material acrílico que se utiliza, ya que puede dañar la uña natural.
  • Uñas de gel. Es una de las técnicas más utilizadas por las celebrities. Esta manicura consiste en la creación de prótesis a partir de un gel acrílico moldeado sobre la uña. A base de varias capas, esmalte y fijador se consiguen crear diferentes diseños de larga duración. La idea es ir rellenando la uña a medida que crezca. ¿Lo mejor? ¡Son las más económicas! Además, suelen verse más naturales que las acrílicas, aunque sean un poco más frágiles.
  • Uñas de porcelana. Se asemejan a las acrílicas, pero son elaboradas con fibra de vidrio. Se deben retocar cada quince días y pueden durar varios meses. Su punto fuerte es que son las más resistentes. ¿Su inconveniente? Son las más caras.

Entonces… ¿qué manicura es para mí?

Si buscas un esmalte que proteja tus uñas naturales y, sobre todo, si éstas son más bien débiles, opta por las uñas de gel. Mientras que, si tus uñas son fuertes y buscas un aspecto más natural, elige las de porcelana. ¿Tienes las uñas más bien cortas o te las sueles morder y buscas alargarlas? Las acrílicas son tu mejor opción. Eso sí, ten presente que no hay una manicura mejor que otra, sino que, más bien, la mejor será la que más se adapte a tus necesidades. Y, si aún no terminas de decidirte, te recomendamos que lo consultes con tu esteticista de confianza.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies